img
image

Tipos de CRM. Analítico, operativo y colaborativo

Un sistema de gestión de clientes CRM se puede dividir en analítico, operativo y colaborativo. Veamos cada uno de ellos.

Completa este pequeño formulario y consigue una Demo GRATUITA de Suite CRM guiada










CONSIGUE TU DEMO GUIADA

No eliminar

 

CRM analítico

 
Su principal objetivo es el procesado, modelizar y explotar los registros introducidos dentro de la plataforma. Este tipo de CRM, se enfoca hacia la obtención del conocimiento. Puede cruzar dos tipos de informaciones:
 
Datos internos de la empresa. Es decir, información entre los distintos departamentos (p.e. Marketing, ventas)
 
Datos externos de la empresa. Información relevante de proveedores, clientes potenciales o cualquier ente que interactúa con la empresa.
 
El CRM analítico genera reportes lo suficientemente válidos para que las personas implicadas tomen las decisiones más acertadas. En particular, el CRM analítico facilita información detallada de:
 
Reportes de comunicaciones
Registros a los que se envía un email
Registros que abren un email
Registros que realizan una acción
 
Reportes personalizados
Registros que conpran en un periodo de tiempo.
Tasa de reclamaciones
 

CRM operacional

 
En este caso, el procedimiento se enfoca hacia las áreas de Marketing y sobretodo a comercial. Es decir, trata de gestionar la información interna de la empresa para funcionar mejor como organización.
Este tipo de CRM engloba dos partes: el . La primera, hace referencia a gestionar los procesos de Marketing y ventas de una empresa. En cambio, el back office, trata los procesos que hay detrás de la empresa, en los que el cliente no forma parte.
 
Básicamente, las funciones de las que se encarga el CRM operativo son:
 
Establecer relaciones con los clientes con el objetivo de captarlos y fidelizarlos.
 
Gestión de acciones de Marketing, como por ejemplo envío automatizado de campañas.
 
Recabar información de interés de un cliente potencial hasta convertirlo en cliente.

CRM colaborativo

 
Una empresa es un ente en el que todas las partes deben trabajar coordinadas para lograr un fin común. La finalidad principal de un CRM colaborativo es la de centralizar grandes cantidades de datos interconectando dos o más departamentos.
 
Por ejemplo, el CRM colaborativo, permite que los departamentos de ventas y Marketing obtengan una visión global del estado de un cliente. Mientras tanto, el cliente obtiene la misma experiencia de usuario.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies